Para qué sirve la arena de sílice para césped artificial

By 18 abril, 2022mayo 24th, 2022Uncategorized

A la hora de instalar un césped artificial hay que tener en cuenta determinadas cuestiones como el terreno en el que se va a poner, cómo colocarlo, el uso que se le va a dar, etcétera. Otro de los temas que hay que tener en cuenta es la arena de sílice para césped artificial. Puede que hayas oído hablar del tema y no sepas muy bien qué es, para qué sirve la arena de sílice en el césped artificial, cómo se tiene que echar y determinadas cuestiones relacionadas con el tema. A continuación vamos a intentar resolver todas esas dudas.

¿Qué es la arena de sílice?

La arena de sílice es un compuesto de silicio y oxígeno que se presenta en pequeños granos, comúnmente conocido como arena. Esta arena de color blanco se combina con grava y fragmentación de otras rocas para formar la arena de sílice que se usara en la instalación de césped artificial.

Este material es el más común y empleado por los profesionales de césped artificial para realizar el relleno en las instalaciones.

¿Por qué es importante utilizar arena de sílice en la instalación de césped artificial?

Aunque no es obligatorio usar arena de sílice para el césped artificial, es altamente recomendable debido a los beneficios que aporta.

1-. Absorción.

La arena de sílice es considerado uno de los productos con mayor capacidad de absorción. En el césped artificial, la arena de sílice ayuda retener la humedad y conserva la temperatura. Además, la arena de sílice ayuda con el drenaje de agua.

2-. Firmeza y estabilidad

En la instalación de césped artificial, la arena de sílice ayuda a que las fibras del césped estén más erguidas y en una posición más vertical. Esto hace que el césped artificial sea más resistente a las pisadas, ya que la arena de sílice ayuda a que las fibras se recuperen y se mantengan en su lugar. Además, aporta firmeza y estabilidad a los filamentos, haciendo que duren en perfecto estado durante más tiempo. La arena de sílice va a ayudar a darle un aspecto más natural y estético.

3-. Confort

Echando arena de sílice sobre el césped artificial, obtenemos un césped mucho más mullido, suave y cómodo a la pisada. El confort en un césped es vital, sobre todo si se va a pasar tiempo en él. A nadie le gusta pisar o tumbarse sobre algo duro o áspero. Esto le da al césped artificial una apariencia más real.

4-. Aislamiento térmico

Cuando al césped artificial le va a dar el sol directo durante  un periodo prolongado, es fundamental echar arena de sílice sobre él. La arena de sílice va a proveer al césped de frescura, si mojas toda la instalación de césped, esta hará que la hierba se mantenga fresca durante más tiempo. De esta manera evitamos que el césped queme cuando se anda descalzo sobre él.

5-. Sujeción

La arena de sílice puede ayudar a dar una mejor sujeción al césped. Este material provoca que se asiente muchísimo mejor al terreno y que las zonas de los bordes y las más transitadas, se mantengan unidas durante más tiempo. La arena de sílice añade peso y, por tanto, mayor sujeción del material al terreno.

6-. Absorbe electricidad estática

Esparcir arena de sílice sobre el césped artificial evita la electricidad estática que se produce por la fricción del uso.

Cómo colocar arena de sílice en el césped artificial

Una vez está completamente instalado en la superficie el césped artificial, es hora de echarle la arena de sílice. Hay que recordar que este paso solo es necesario realizarlo una vez.

Para efectuarlo de una forma correcta, hay que esparcir entre 3 y 4 kilogramos por metro cuadrado. Echándolo sobre toda la superficie conseguiremos que el césped se adhiera perfectamente.

Tras esparcirlo, llega la hora de cepillar el césped. Con un cepillo de cerdas duras, peina todo el césped artificial en dirección contraria a las fibras. Con esto conseguimos que la arena de sílice vaya colocándose en el fondo del césped. Una vez terminado este proceso, se riega el césped con un poco de agua y se deja asentar.

¿Cada cuanto tiempo se debe  reponer la arena de sílice?

La arena de sílice es un material altamente resistente y duradero en el tiempo, pero es recomendable renovarla cada 12 o 18 meses. Si las fibras del césped artificial son rizadas, la renovación de la arena puede ser de cada 24 meses.

¿Qué alternativas hay a la arena de sílice?

Existen muchas alternativas a la arena de sílice. Para saber cuál es mejor hay que tener claro el lugar donde se va a colocar el césped artificial y los usos y funciones que va a cumplir.

En instalaciones deportivas es habitual el empleo del caucho, ya que brinda mayor amortiguación y confort a los jugadores. Además, es un material sostenible porque se reutilizan llantas de vehículos descartadas. Este material suele ser fundamental en instalaciones deportivas realizadas para actividades como el fútbol.

Otra alternativa es la fibra de coco o el granulado de corcho. Este material aporta más realismo a la instalación debido a su color marrón semejante a la tierra presente en el césped natural.

Estos dos últimos materiales son menos utilizados que la arena de sílice por sus características. Se trata de materiales con un peso menor, por lo que son más volátiles y menos resistentes. Además, tienen una durabilidad menor, puesto que con el aire o las pisadas desaparecen y hay que reponerlo más a menudo.