¿Problemas césped artificial en piscinas?

¿Problemas césped artificial en piscinas?

A la hora de poner césped artificial en el jardín donde hay una piscina, entran muchas dudas sobre si es mejor césped natural o artificial. Se tiende a pensar que existen problemas con el césped artificial en piscinas y en realidad solo tiene ventajas. 

Ventajas de instalar césped artificial alrededor de piscinas

Actualmente, gran parte de los hogares elige instalar hierba sintética en sus jardines y alrededor de la piscina debido a su bajo mantenimiento y su gran aspecto. 

Además, instalar césped artificial al rededor de una piscina es la mejor opción frente a otro tipo de materiales, ya que se trata de una superficie muy agradable al tacto por su textura

Eso convierte al césped artificial en un lugar ideal para tumbarse y pisar descalzo, aportando un gran confort al hacerlo.

Por otro lado, el césped artificial no requiere de tanto mantenimiento como un césped natural. Para mantenerlo perfecto como el primer día, basta con limpiarlo con agua de forma periódica y barrerlo. 

Otra de las ventajas de colocar césped artificial al rededor de una piscina es que esta no se mancha con restos de hierba, como sí que ocurre con el césped natural. Lo que hace que la piscina se mantenga mucho más limpia. 

Problemas del césped artificial en piscinas, ¿si o no?

A continuación vamos a ver si es cierto que el césped artificial da problemas en las piscinas o, por el contrario, se trata de la mejor opción para instalar al rededor de ellas. 

¿El césped artificial drena el agua?

Todos los rollos de césped artificial cuentan con pequeños orificios en la base para facilitar el drenaje y evitar que el agua se acumule. De esta manera, se evita que se cree cualquier tipo de humedad. 

Por el contrario, el césped natural al rededor de una piscina genera charcos cuando el agua se sale o cuando nosotros nos salimos de ella. Esto provoca que se hagan blandones y fango haciendo que nuestros pies se ensucien. Algo que no sucede con el césped artificial. 

El grass sintético tiene una gran capacidad de drenaje independientemente de la superficie en la que esté instalada. El césped artificial puede ir instalado sobre cualquier superficie, ya sea tierra, cemento, hormigón o baldosas.  

¿Qué pasa si el césped artificial se moja?

El césped artificial de calidad es resistente al agua, al cloro de la piscina y a la sal. Por ello, si el césped artificial se moja, no le pasa absolutamente nada y mantiene su aspecto a la perfección durante muchos años.

Por el contrario, el césped natural, cuando se moja con algún agente químico como el cloro o la sal, tiende a dañarse y adopta un color amarillento. 

¿Cómo debe estar el terreno o superficie para instalar césped artificial en piscinas?

Como ya henos dicho anteriormente, el césped artificial se puede instalar sobre cualquier superficie. Dependiendo de si es tierra o una superficie dura como cemento u hormigón, la instalación será más sencilla o no.

En el caso de que la piscina se encuentre encima de una solera o baldosas, instalar el césped artificial sobre cemento es muy sencillo y solo tendrás que tener perfectamente limpia la zona. 

En cambio, si decides instalar el césped artificial sobre tierra, deberás nivelar toda la zona y colocar malla antihierbas antes de comenzar con la instalación de la hierba sintética.