Jardines verticales artificiales de interior

Los jardines verticales artificiales de interior tienen multitud de usos no solo para engalanar espacios o para dar color a tu casa, sino que también es posible crear distintos ambientes. Además, tiene otros usos, siendo ideales para tus hijos o para tus mascotas o hasta como una continuidad de espacios exteriores como terrazas, balcones o áticos en tu hogar.

Ventajas de contar con jardines verticales artificiales interiores

La decoración puede ser variada, y es que hablamos que un jardín vertical que parte con una base artificial, y por lo general cuenta con flores tanto artificiales como naturales y plantas de la misma índole para su decoración, lo que ayuda a crear espacios únicos, independientemente del estilo que predomina en esa estancia.

Eso sí, lo mejor de ello es que puedes combinar esos colores que tienes tanto en paredes y suelos con los de los complementos, por lo que el verde del fondo del jardín se puede complementar con tonos beis, blancos, rojos y hasta violetas. El aderezo ideal para esos cojines o resto de elementos textiles dentro del propio espacio.

El hecho de contar con un jardín vertical artificial en un salón es, como ya habíamos comentado, el de separar ambiente. Por ejemplo, la zona de estar con la de comer, e, incluso, una zona de juegos con la de estar.

Por supuesto, está presente esa continuidad de la parte exterior de tu hogar para generar un lugar ideal para que tu mascota retoce o bien para que tus hijos jueguen sin miedo a que se golpeen con las paredes.

Si prefieres optar por un pasillo, una pared es una manera de dar color a esos pasajes que suelen ser más oscuros, sin luces o con los huecos ventanales, y que incluso son lo suficientemente estrechos como para no permitir la instalación de una estantería o elementos decorativos similares.

Las plantas decorativas de un jardín vertical artificial suponen la diferencia entre un espacio monótono y otro rico y acorde con el espacio, tanto interior como exterior. Si bien es cierto en los jardines verticales exteriores de conjugar el color con las formas, en el caso de los interiores hay que adaptarse a los estilos para crear esa combinación ideal con el espacio con las paredes, el suelo e incluso con los motivos textiles que hay en esa estancia.

Además, la base de césped artificial también ayuda a controlar levemente la temperatura.